lunes 11 de noviembre de 2019 - Edición Nº341

Política | 18 oct 2019

Legislativas

Diputados: Van 163 días sin sesionar

El recinto tuvo quórum por última vez el 9 de mayo, cuando Manuel Mosca obtuvo su licencia que venció dos meses después. El parate podría superar los 6 meses e incluso extenderse hasta esperar a los nuevos legisladores tras las elecciones


La Cámara de Diputados bonaerense lleva casi 6 meses sin sesionar, luego de que en la última asamblea celebrada el 9 de mayo, se aprobara la licencia solicitada por su presidente, Manuel Mosca, tras ser denunciado por acoso sexual.

Aquella licencia dejó la Cámara bajo la presidencia de Marisol Merquel (PJ), pero llegó a su fin el 9 de julio, y desde entonces los llamados a sesionar, que son potestad del presidente –en este caso de Mosca- brillaron por su ausencia y podrían posponerse hasta luego de las elecciones, quizás ya con una nueva conformación en las bancas.

Hasta el momento, en lo que va del año solamente los diputados bajaron al recinto en 3 ocasiones y según datos dados a conocer desde la propia Cámara, este parate  es el más prolongado desde la vuelta de la democracia en el año 1983.

En 2005 el hueco entre dos encuentros duró 79 los días, pero durante el año hubo 16 sesiones. Lejos está este cuerpo legislativo de poder llegar a ese número en los meses que restan. Y ni hablar que mucho más lejos aún está de las 43 veces que la Cámara sesionó en 1984, cuando la legislatura sesionó casi semanalmente tras la dictadura militar.

Si bien en el recinto de avenida 51 hace poco hubo movimiento, no son muchas más las veces que el Senado se reunió para votar proyectos y aprobar leyes, apenas un par más de sesiones tiene en su haber la Cámara que preside el vicegobernador Daniel Salvador, pero no muchas.

Son muchos los rumores que corren por los pasillos de la legislatura, y los más fuertes señalan que el 7 o el 14 de noviembre el polvo acumulado en las bancas será removido cuando sus ocupantes se sienten en ellas para volver al trabajo.

Otro de los miedos que hay puertas adentro del recinto de avenida 53, tiene que ver con la compostura que deberán guardar quienes bajen a sesionar, ya que la situación del presidente no se ha resuelto aún y Mosca no renunció a su banca ni renovó su licencia, motivo que mantiene la Cámara en stand by, ya que aun siendo investigado, tiene la potestad que le otorga el reglamento interno para llamar a sesión.

“Realmente es una situación inédita, porque en ningún año eleccionario la Cámara ha estado práctica y literalmente cerrada, sin funcionar. Sí funcionan algunas comisiones, que tienen que ver con la voluntad de los distintos diputados o diputadas que las conforman y desde donde hemos instalado la posibilidad de debatir y discutir proyectos” sostuvo con preocupación la legisladora marplatense María Alejandra Martínez.

A la hora de encontrar un culpable, la representante del Frente Amplio Justicialista -que en diciembre próximo culminará su mandato- no dudó en señalar hacia calle 6, puntualmente hacia María Eugenia Vidal al indicar que “Definitivamente la responsabilidad absoluta de este parate de la Cámara es de quienes gobiernan la provincia, porque las autoridades de la Cámara responden al gobierno provincial y si acá hay un responsable es la gobernadora, que ha decidido o al menos así parece, que la Cámara esté parada y no funcione”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS