lunes 11 de noviembre de 2019 - Edición Nº341

De Puño y Letra | 14 oct 2019

Alegres y furiosxs

¡Y ahora que sí nos ven!

Una reflexión sobre la multitudinaria marcha de cierre en el 34° Encuentro Plurinacional y de las Mujeres, Lesbianas, Trans, Travestis, Bisexuales y no binaries.


Por:
Dulce Chaves

Ayer por la tarde, a partir de las 18.30, entre 150 y 500 mil personas participamos de la marcha de cierre del Encuentro, que partió desde 1 y 60 en la ciudad de La Plata, territorio querandí. Estábamos las mujeres, las lesbianas, las travestis, las trans, las bisexuales y les no binaries. Estábamos las putas, las negras, las afrodescendientes, las indígenas, las abolicionistas, las racializadas, las mestizas, las campesinas, las madres del dolor, las víctimas del gatillo fácil y las feministas de Abya Ayala. Estábamos las socorristas, las artistas, las de los partidos, las de los sindicatos, les independientes, las universitarias, las migrantes, las ex detenidas de la última dictadura cívico-militar-eclesiástica y las trabajadoras. Estábamos todes. 

Llegamos hasta el Estadio Único Ciudad de La Plata, alrededor de las 22.30hs, en una caravana que llevaba diversas consignas. Los cánticos más emblemáticos giraron en torno a la lucha antirracista, la separación de la Iglesia y el Estado, la exigencia de la despenalización del aborto, la libertad de lxs cuerpxs, el aumento de presupuesto para las políticas públicas y programas que se ocupan de la violencia de género, el fin de la heteronorma y discriminación por cualquier elección no hegemónica, el abandono estatal,  la demanda por los femicidios/travesticidios y cualquier otra forma de violencia contra nosotres, entre otros. Sin dudas, el factor común de todos los sectores que marchamos fue el de construir una América Latina feminista, más justa y amorosa. 

Párrafo aparte merece la demanda por el cambio del nombre del encuentro que desde varios grupos realizamos. Y es que consideramos que seguir pensando al Encuentro como “nacional” es seguir paradxs en el paradigma del Estado Nación opresor y colonialista. Sabemos que los nacionalismos en nuestro continente han sido históricamente excluyentes de ciertas identidades, a través de discursos oficiales que ocultaron la verdadera historia de sus pueblos. Nosotres denunciamos que las fronteras son patriarcales y racistas, y que es necesario que nos reconozcamos como “plurinacionales” para integrar y nombrar la realidad de nuestros encuentros y territorios ancestrales. Asimismo, la inclusión de las disidencias sexuales es vital para visibilizar la lucha de tantxs compañerxs que no se sienten incluidxs bajo la denominación de “mujeres”. Queremos nombrarlxs porque sabemos que lo que no se nombra no existe y se silencia. No nombrarlxs es un modo de oprimirlxs y callarlxs. 

Celebro el acuerpamiento feminista de ayer porque, a pesar de ciertas tensiones que lógicamente puedan surgir en un movimiento tan extenso y heterogéneo, el que estemos en las calles reclamando por nuestros derechos es un hecho histórico. El espacio público, que tantas veces se nos negó, fue tomado por nosotrxs una vez más. Ya no pedimos permiso, porque sabemos qué nos corresponde; pues, tal como afirmaban las escritoras del periódico anarquista La Voz de la Mujer (1896), “hemos decidido levantar nuestras voces en el concierto social y exigir, exigir decimos, nuestra parte de placeres en el banquete de la vida”.

Ya no tenemos miedo, porque nos tenemos a nosotrxs, luchando en las calles por un feminismo anticapitalista, antirracista, plurinacional, disidente, alegre y furioso.

____
Dulce Chaves es comunicadora social y latinoamericanista. Coordinadora CEGRI-IRI (UNLP) e integrante de la Cátedra Libre Virginia Bolten.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
NOTICIAS RELACIONADAS