lunes 11 de noviembre de 2019 - Edición Nº341

Política | 11 sep 2019

Paritarias

El gobierno sigue sin confirmar el bono de 3 mil pesos

Si bien es casi un hecho que la gobernadora tomará esa medida, nadie en el gabinete se anima a confirmarlo.


Para evitar que los gremios avancen con su reclamo de reapertura de paritarias y a falta de una cláusula gatillo que equipare mes a mes los salarios de estatales y docentes bonaerenses con la inflación que castiga a nuestro país, la gobernadora María Eugenia Vidal sigue estudiando la posibilidad de ofrecer un bono de tres mil pesos a los asalariados que de ella dependen, que se cobraría en dos partes con los sueldos de setiembre y octubre.

Es en estas circunstancias en donde el esfuerzo de Hernán Lacunza para no cerrar las negociaciones salariales con la cláusula gatillo da sus frutos en las alicaídas arcas provinciales, ya que en lugar de hacer una corrección de los sueldos mes a mes, los trabajadores deberán esperar al mes de noviembre para que sus haberes igualen el porcentaje inflacionario, pero hasta que ese momento llegue, sus haberes corren detrás del flagelo de la inflación, con la consiguiente pérdida de poder adquisitivo que ello conlleva.

Luego de la reunión de gabinete de cada miércoles, fue el ministro de Trabajo de la gestión de Vidal, Marcelo Villegas, el que se encargó de “no confirmar” el rumor que desde el lunes recorre todos los pasillos de la gobernación bonaerense, al minimizarlo y decir que “son versiones periodísticas”, pero altas fuentes de la gestión vidalista confirmaron por lo bajo que más tarde que temprano el bono llegará.

“Estamos trabajando en eso. Todavía no tenemos nada definido. Siempre dialogamos con los gremios, no hemos dejado de hacerlo en estos 4 años. Nosotros tenemos una paritaria cerrada. Hemos cerrado casi con todos, solo nos falta judiciales. Así que por el momento se están cumpliendo las paritarias. A julio con cláusula de actualización semestral los estatales, cláusula gatillo trimestral los docentes, con médicos también cerramos, así que se están ejecutando esas paritarias y estamos analizando situaciones puntuales que tienen que ver con la situación que se está dando a nivel general” indicó el titular del área laboral provincial.

Según pudo saberse la medida no alcanzaría a todos los trabajadores, sino que solo sería para las categorías que no fueron alcanzadas por la reducción del pago del Impuesto a las Ganancias, es decir será para aquellos que cobren menos de 38 mil pesos.

Los gremios indican que aún no se los informó, pero consideran la medida como insuficiente y fuera de tiempo, incluso aquellos que fueron los garantes del cierre de las paritarias, que la calificaron  como una provocación vergonzosa.

Respecto a la cláusula de revisión y la intención de los gremios de que sea mensual, Villegas informó que “no creo que tengamos esa posibilidad, quiero ser muy claro, nosotros siempre dijimos que nos comprometíamos a pagar lo que podíamos pagar, y si no fíjense Chubut, y si no fíjense Santa Cruz”.

La intención de los sindicatos de incentivar la reapertura de la negociación paritaria se va de bruces con las declaraciones del funcionario que indicó que “tenemos una paritaria cerrada y tenemos que respetar lo que tenemos firmado, tenemos también que analizar esas situaciones y en los próximos días o semanas daremos una respuesta sobre esos temas puntuales y particulares que nos han planteado todos los gremios”.

Desde ATE por ejemplo afirmaron que el gobierno de María Eugenia Vidal “hace política a través de los diarios” y se reclamó la reapertura inmediata de las paritarias, justamente lo que la gobernadora buscaría evitar tomando esta medida, esperando llegar hasta noviembre, cuando sea tiempo de respetar lo pactado y juntarse para activar la cláusula de revisión propuesta por el ex ministro de la gestión Vidal, que hoy dirige los hilos de la economía nacional, Hernán Lacunza.

De confirmarse, la medida imitaría al bono de 5 mil pesos propuesto por Nación, aunque solo alcanzará al 60% de esa suma, y se abonaría en dos mitades. Para poder llevarlo adelante, la provincia haría un gran esfuerzo económico, ya que con la quita del IVA a los alimentos (un impuesto coparticipable) dejó de percibir unos 4 mil millones de pesos, algo que a las claras perjudica las intenciones de estatales, médicos, docentes y judiciales, que reclaman la reapertura de la paritaria para rediscutir salarios tras el golpe inflacionario de las PASO y la suba descontrolada de la divisa norteamericana.

Finalmente, y ante la pregunta de si esperaban refuerzo económico que llegara desde Nación para darle una solución al reclamo de los trabajadores, Villegas señaló que “hemos hecho un análisis a partir de los impactos fiscales que tienen las medidas del gobierno a nivel nacional y eso marca nuestra línea de posibilidades. No nos vamos a comprometer a pagar algo que después no podamos pagar”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
NOTICIAS RELACIONADAS