domingo 21 de julio de 2019 - Edición Nº228

Información General | 3 may 2019

Advierten por la pérdida de autonomía y tiempo libre de los chicos

Lo destacó Walter Martello al disertar como invitado en el primer encuentro de la Red Nacional por el 30° aniversario de la sanción de la Convención de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes.


Por:
Derecho al juego y espacio público

El Defensor del Pueblo Adjunto bonaerense, Walter Martello, alertó por el impacto de la pobreza y la desigualdad en el acceso a actividades recreativas, en el espacio público, por parte de las infancias, al remarcar que entre otros indicadores, en la Argentina más del 15% de los niños/as de entre 1 y 12 años no festeja su cumpleaños y sostuvo que el tiempo libre para la infancia cuenta con unas 15 horas menos a la semana, respecto a lo que ocurría hace 40 años.

Según el último informe del Observatorio de la Deuda Social de la UCA, el 13,4% de los niños/as de entre 0 y 3 años tienen carencias en la estimulación durante los primeros años de vida y este déficit incluye que no se les lea cuentos, que no se juegue con ellos y/o que en su hogar se utilice el maltrato físico y/o verbal como forma de disciplinar.

“Distintos estudios remarcan que, desde los años 70, la distancia permitida a niños y niñas para el juego autónomo se ha reducido un 90% y su tiempo libre cuenta unas 15 horas menos a la semana. En aquella época, prácticamente las chicas/os de 11 años acudían al colegio sin ser acompañados, en los 90 lo hacía el 50% y una década más tarde el porcentaje rondaba el 25%. Datos de este tipo reflejan la progresiva pérdida de libertad que sufre la infancia y la desposesión del espacio público”, explicó Martello durante su exposición en el auditorio del Colegio de Abogados de La Plata.

También destacó que, en la Provincia, existe el marco normativo básico para avanzar en distintas iniciativas de acceso al espacio público como es la Ley 14.449 (Ley de Acceso Justo al Hábitat o LAJH), que reconoce expresamente el derecho a la ciudad. Esta norma reglamenta el derecho de todos los habitantes de la provincia a tener un lugar adecuado para vivir en condiciones que favorezcan su integración. Para ello, su finalidad general es fortalecer la capacidad estatal (provincial y municipal) y de las organizaciones sociales para intervenir activamente en la remoción de los factores que históricamente han generado exclusión social y deterioro ambiental.

En ese contexto, Martello remarcó que la pobreza y la desigualdad se erigen como uno de los principales factores que impiden garantizar el derecho al juego y al esparcimiento de niños, niñas y adolescentes.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS