En 40 líneas
www.en40lineas.com.ar
miércoles 22 de mayo de 2019 - Edición Nº2551
Policiales

¿Es necesario un menor de 16 penalmente responsable?

7 ene - En medio de la discusión impulsada por la ministra Bullrich, los datos que publica la Procuración bonaerense marcan una baja en los homicidios cometidos por menores de edad. ¿Representan los menores un peligro tan latente? o se magnifican sus crímenes buscando tapar otras cuestiones. Mar del Plata, bajo su índice un 90% en dos años.

Cada dos años, cuando las urnas llaman a los habitantes a expresarse eligiendo autoridades, la edad de imputabilidad es un tema que sacude la agenda de los medios y 2019 no es la excepción, ya que la ministra Patricia Bullrich lo incluyó entre otros tantos como la deportación a extranjeros que delincan o el uso de las polémicas pistolas taser para combatir el delito.

Pero ¿qué marcan las estadísticas en la provincia de Buenos Aires respecto de este tema? Los números a los que se puede acceder de manera pública responden a las cifras elaboradas por el Ministerio Público Fiscal y del Ministerio Público de la Defensa Penal, a partir de los datos obtenidos por medio de la Resolución General 727/2000 y de los extraídos del Sistema Informático del Ministerio Público.

Si tomamos 2016 como base, en donde se reflejan los datos de 2015 (último año de la gestión de Daniel Scioli) podemos ver que sobre 2252 homicidios cometidos en el territorio bonaerense, 148 (algo más del 6,5%) fueron perpetrados por menores de 18 años de edad. Para ese entonces la criminalidad de menores en Mar del Plata era bastante alta, superando holgadamente la media provincial con 14 de los 138 asesinatos con autores inimputables por cuestiones de edad, lo que marca un 10,14% de total. El municipio del polémico intendente Carlos Arroyo quizás sea un ejemplo de los dos extremos, pero bien sirve para graficar la tendencia en baja, quizás de manera exagerada frente al resto.

En 2017, tras un año de gestión Macrista/Vidalista la tendencia del año anterior quedó reflejada tras llegar al punto más bajo en la provincia respecto de los menores, no así de los imputables. Así sobre 2268 crímenes en los que había involucradas víctimas que perdían la vida, solo 108 tuvieron como responsables a autores nacidos después de 1998, lo que marca un 4,76% de total. En Mar del Plata de los 128 asesinatos perpetrados, apenas 7 fueron cometidos por menores, bajando las estadísticas a la mitad con un 5,46%.

En 2018, último año en el que se publicaron estadísticas, ya que este año aún no salieron las que pertenecen al año pasado (la Procuración publica tras recabar los datos las cifras del año anterior), 116 menores fueron penalmente responsables de los 2157 homicidios, lo que marca un leve repunte con un 5,37% del total. Para Mar del Plata se llegó al piso, ya que apenas 1 de los 105 asesinatos fue cometido por un menor, lo que deja el porcentaje en 0,95%, bajando más del 90% desde la comparativa de 2015.

Tras ver estas estadísticas oficiales, a las que aún les falta agregar las de 2018, se puede observar que hay a nivel provincial una constante (del 5,5% con un margen de +/- 1) con una leve tendencia a la baja, no así en el Departamento Judicial de Mar del Plata, en donde los homicidios cometidos por menores descendieron en un abrupto 90,64%.

Bajar la edad de imputabilidad de 18 a 16 años, implicaría tener que contenerlos en instituciones penitenciarias con las que la provincia no cuenta hoy, y elevaría el número de encarcelados y la superpoblación en las cárceles comunes (si es que ese termina siendo su destino), por lo que analizando sólo las cifras que ofrece el Ministerio Público Fiscal en la provincia de Buenos Aires es justo preguntarse ¿vale la pena este debate? ¿tiene sustento en la realidad? y de tenerlo, ¿el estado nacional/provincial cuenta con los fondos para hacer frente a la decisión de una discusión que parece más política, que social?.

Quizás la respuesta esté en buscar las herramientas para contenerlos y evitar que se acerquen al delito como forma de vida, en lugar de buscar encerrarlos en lugares de los que seguramente no saldran mas que con una maestría en delincuencia. Bajar la edad de imputabilidad de los menores, confirma la derrota del estado como promotor de la educación y el trabajo.

Comentarios

Más noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias