En 40 líneas
www.en40lineas.com.ar
lunes 19 de noviembre de 2018 - Edición Nº2367
Información General

El Carbón de Petróleo con el que se produce el aluminio de nuestro país, se calcina en Ensenada

15 ago - Oxbow Argentina refina el coque en su planta Copetro y provee a ALUAR del combustible necesario para su producción anual. El resto del producto que se obtiene en el Puerto La Plata, se exporta a EEUU, Europa, África e Indonesia.

Resulta difícil transitar por nuestro cotidiano y pasar tiempo sin ver algo que contenga aluminio. Los autos en las calles están llenos de él, los envases de los alimentos, los tetra packs, las latas de cerveza o gaseosa, los electrodomésticos, y así la lista de los elementos que a diario manejamos que lo utilizan es interminable.

El aluminio es un derivado de la bauxita, el tercer metal más abundante en la corteza terrestre, que mediante el proceso de Bayer se transforma en alúmina, y luego de ser sometida a un baño electrolítico, da como resultado el aluminio que inunda nuestras vidas.

Para la realización de esta transformación es primordial el carbón de petróleo, principal responsable de la aluminización, finalizando la tarea que convierte la bauxita en aluminio de altísima pureza.

Para poder obtenerlo, en la ciudad de Ensenada está la planta de Copetro, una unidad industrial de 135 empleados que vende el 50% de su producción a ALUAR (Aluminio Argentino) de la que es único proveedor y a la que le entrega un carbón de petróleo de excelsa calidad, responsable de la integridad del aluminio que la empresa de capitales argentinos produce para el mercado interno y externo.

Ubicada en el Puerto La Plata, abastece desde hace 35 años a todo al mercado nacional del aluminio y exporta un importante porcentaje de su producción. Esto se debe a que es la única planta de calcinación de carbón de petróleo en el país, que además cuenta con modernas instalaciones que le permiten absorber todo el material que la destilería de YPF le provee para poder convertir el coque en carbón de petróleo, indispensable en la producción del metal liviano que se usa cada vez más.

El coque es uno de los productos que junto con el crudo y el gas puede extraerse de un pozo petrolero. Para ello, el material que la destilería elige no manejar, es llevado a través de rieles hasta la planta en donde se lo calienta a temperaturas que oscilan entre los 1300 y los 1500 grados en hornos rotatorios, método mediante el cual se limpian las impurezas de este combustible y se realza su capacidad de conducción eléctrica. Mientras más elevada sea la pureza del carbón obtenido, mejor será la calidad del aluminio que con él se produzca.

Oxbow Argentina-Planta Copetro es una empresa que se afincó en la Ensenada del río de La Plata en 1983 para producir el material con el que ALUAR produce las 460 mil toneladas de aluminio anuales, para lo cual le provee el 40% de ese peso en carbón de petróleo.

Esas 184 mil toneladas que se quedan en suelo argentino, son solo una parte de las casi 400 mil que la planta produce, por lo que el 50% de su producción se exporta a plantas de elaboración de metales alrededor del globo, principalmente a EEUU, Europa, África e Indonesia.

Para pode llegar a esa cantidad, la empresa invirtió en la última década unos 35,5 millones de dólares para mejorar los procesos, de los cuales 17,5 fueron para solventar acciones medioambientales buscando minimizar el impacto que su labor tiene en las localidades que la circundan como Berisso y Ensenada.

Son precisamente de esas ciudades desde donde provienen la mayoría de sus empleados, que entre los directos y los que prestan servicios a la planta de manera indirecta, suman unas 400 familias que tienen vinculación con la producción de este combustible en la zona de la ribera del Río de La Plata.

Una desgracia, una oportunidad

Cabe destacar que tras los lamentables sucesos que sacudieron a la zona el 2 de abril de 2013, donde mientras la ciudad de las diagonales sufría las inclemencias del agua, en las instalaciones de YPF se luchaba contra el fuego que consumió buena parte de la planta extractora de coque. Con su principal proveedor sin poder enviarle material, la planta de calcinación de carbón de petróleo trabajó al 50% de su capacidad, pero no cesanteó ningún empleado. De hecho, durante ese tiempo modernizó sus instalaciones para poder recibir las cantidades que desde la compañía petrolera estatal le enviarían tras los arreglos.

Tres años más tarde, y tras un plan integral de inversiones que incluyó adquisición de nueva tecnología con cargadores de vagones y buques, y luego de realizar obras en la planta para realizar una puesta a punto las instalaciones, con el objetivo de optimizar el proceso y profundizar las capacitaciones al personal, la empresa estuvo en condiciones de recibir el material que desde la destilería llegaba.

Un compromiso con el ambiente

El tema del medio ambiente es parte fundamental de la filosofía de la compañía. Es por ello, que se realizan inversiones con el objetivo de optimizar el proceso y minimizar posibles impactos que la actividad pueda tener en el medio ambiente. Esto lo lleva a cabo con la adquisición de equipamiento tecnológicamente más avanzado y con la ejecución de un plan de mantenimiento permanente de toda la planta.

Valor agregado nacional para ser más competitivos

Con la instalación de la Planta Copetro, se reemplazó la exportación de carbón sin procesar por un producto de altísima calidad, generando valor agregado al mercado nacional y brindando beneficios en la balanza comercial argentina. Con una producción de 400 mil toneladas de carbón calcinado de petróleo al año y la generación de puestos de trabajo de forma directa e indirecta, la compañía ocupa un lugar estratégico en la cadena productiva ya que vincula a la industria del petróleo con la industria del aluminio.

Comentarios

Más noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias