En 40 líneas
www.en40lineas.com.ar
lunes 19 de noviembre de 2018 - Edición Nº2367
Política

Los anticipos salariales de Vidal hacen que los docentes bonaerenses cobren 6500 pesos menos

3 jul - Así lo afirma un informe de la FEB, que indica que los “anticipos” decretados unilateralmente por el gobierno provincial, hacen que los docentes cobren menos de lo que percibirían si los salarios se ajustaran por el Índice de Precios al Consumidor (IPC).

El miércoles de la semana pasada, cuando la gobernadora informó que luego de que reajustaran los sueldos de los estatales que ya habían acordado su paritaria en 2018, volverían a convocar a los docentes, el ministro de economía Hernán Lacunza remarcó que seguirían los anticipos a cuenta de futuros aumentos por parte del Ejecutivo con los trabajadores de la educación, mostrando la buena voluntad del gobierno en cuestiones salariales.

Estas declaraciones, motivaron la realización de un informe por parte de la Federación de Educadores Bonaerenses, en el que se remarca que un Maestro de Grado, con 10 años de antigüedad, percibió un anticipo de $4.500 estipulado para el primer semestre de 2018, tal como lo estableció unilateralmente el gobierno de la provincia de Buenos Aires, pero si se hubiera aplicado la cláusula gatillo, basada en la inflación mensual difundida por el INDEC para el IPC entre enero y junio de 2018, ese mismo maestro “debería haber percibido $7.572 de bolsillo. Es decir que recibió $3.072 menos de salario”.

El informe asegura que los tres anticipos otorgados por el gobierno bonaerense corresponden a cifras fijas y por única vez que no forman parte constitutiva del salario ya que “se trata de importes fijos basados en el nivel salarial determinado por el propio Gobierno (hasta $15 mil, hasta $30 mil y mayores a $30 mil), es difícil establecer un porcentaje de anticipo. Pero a los fines prácticos, las autoridades anunciaron un anticipo del 5% al mes de abril, un 3% en mayo y un 2% a junio, acumulando un 10% al final del semestre”.

La FEB remarca en el texto que es “clara decisión de no discutir una recomposición salarial en la Paritaria” por lo que “el Gobierno provincial otorgó un incremento semestral (la suma de esos tres tramos) en concepto de anticipo, de $4.500 para un Maestro de Grado que recién se inicia”.

Y resalta que “lo mismo percibió como adelanto aquel Maestro de Grado con 10 años de antigüedad. Quienes registran 24 años de antigüedad, percibieron $6.750 en concepto de adelanto. Si se hubiera aplicado la cláusula gatillo, los incrementos hubieran significado un incremento de bolsillo de $6.903, $7.572 y $9.251 respectivamente”.

“Tal como lo hemos dicho en varias oportunidades, el anticipo que el Gobierno quiere establecer como un logro, no es más que la precarización de los salarios de los docentes”, aseguró la presidente de la FEB, Mirta Petrocini.

La titular del gremio, fustigó la acción del gobierno bonaerense al disparar que “quieren hacerle creer a la sociedad que los docentes no perciben incrementos por culpa de sus representantes, que no quieren aceptar los porcentajes miserables que ofrecen en la Paritaria” y agregó que “eligen no discutir seriamente una recomposición salarial y emparchar los problemas reales de la docencia”.

Finalmente, Petrocini volvió a la carga por una convocatoria que ya lleva más de 70 días de espera al pedir que “tiene que haber una urgente convocatoria a la Paritaria del sector. Hace más de dos meses que está cerrado el canal de diálogo por parte del Gobierno. La Justicia falló la última semana a favor de los docentes en lo referido a la aplicación de la cláusula gatillo, pero seguimos defendiendo a la Paritaria como ámbito irrenunciable de discusión de las condiciones salariales y laborales de los docentes”.

Comentarios

Más noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias