En 40 líneas
www.en40lineas.com.ar
miércoles 23 de mayo de 2018 - Edición Nº2187
Deportes

El maleficio que la Selección intentará romper en Rusia

17 may - Salvo en Italia 90, cuando el elenco nacional quedó muy cerca de poder alzarse con el bicampeonato mundial, Argentina nunca pudo romper el cerco de los cuartos de final en un mundial europeo.

La Selección argentina buscará en Rusia 2018 por lo menos repetir la final alcanzada en Italia 1990 y romper así el maleficio de poder avanzar más allá de los cuartos de final cada vez que le tocó afrontar un Mundial en sede europea.

El elenco nacional quedó hace 28 años muy cerca de poder alzarse con el bicampeonato mundial, de no ser por un penal polémico que Andreas Brehme cambió por gol a tres minutos del final y le dio así la Copa a Alemania Federal por 1 a 0.

Esa fue la única vez en la historia de los mundiales en el que la Argentina pudo romper el cerco de los cuartos de final en un mundial europeo.

Como defensora del título, hubo derrota sorpresiva en el debut ante los desconocidos "Leones Indomables" de Camerún por 1 a 0, pero luego se recuperó con triunfo ante Unión Soviética por 2 a 0 (Pedro Troglio y Jorge Burruchaga) y empate 1-1 ante Rumania (Pedro Monzón).

El elenco nacional quedó tercero en el grupo "B" y fue uno de los mejores terceros, por lo que en octavos de final le tocó el poderoso Brasil, al que eliminó con el recordado gol de Claudio Caniggia tras un exquisito pase de Diego Maradona.

En cuartos de final fue empate 0 a 0 ante Yugoslavia y triunfo en la definición por penales 3-2, momento en el que que se erigió como héroe el arquero Sergio Goycoechea (atajó los remates de Dragoljub Brnovic y de Faruk Hadzibegic; Dragan Stojkovic desvió el suyo) justo cuando Diego Maradona y Pedro Troglio fallaran sus disparos.

En semifinales el rival fue el anfitrión, que venía con cinco triunfos en la misma cantidad de presentaciones y la valla invicta, pero el elenco nacional rescató un empate 1 a 1 (Salvatore SChillaci puso en ventaja a la "Azzurra" y Caniggia marcó la igualdad) y en los penales dio el gran golpe al ganar por 4 a 3 (Goycoechea atajó los remates de Roberto Donadoni y Aldo Serena).

En la final fue derrota 1-0 y lágrimas, pero jugando con un equipo muy diezmado, entre lesionados -Maradona no podía más con el tobillo inflamado- y suspendidos.

Ni antes ni después de ese mundial, la Selección pudo superar los cuartos de final.

Un historial de frustraciones en el "Viejo Continente"

En Italia 1934, luego de ser subcampeón en Uruguay cuatro años antes, cayó en la primera fase (ronda eliminatoria) por 3 a 2 ante Suecia, luego de ir siempre en ventaja de la mano de Ernesto Belis y Alberto Luis Galateo.

En Francia 1938 y en Suiza 1954 no participó por cuestiones dirigenciales. La vuelta se produjo en Suecia 1958, donde se produjo uno de los peores mundiales: eliminación con goleada incluida.

El debut en el Grupo 1 fue derrota por 3 a 1 ante Alemania Federal (gol de Orestes Omar Corbatta), luego vino el triunfo por 3 a 1 ante Irlanda del Norte (Corbatta, Norberto Menéndez y Ludovico Avio) y para cerrar la aplastante caída ante Checoslovaquia por 6 a 1 (Corbatta de penal cuando iban 3-0).

En Inglaterra 1966, Argentina integró el Grupo 2 y avanzó a cuartos de final -no había octavos por la cantidad de equipos participantes- tras quedar segundo por diferencia de gol detrás de Alemania Federal: 2-1 ante España (dos goles de Luis Artime), 0-0 ante los alemanes y 2-0 a Suiza (Artime y Ermindo Onega).

Sin embargo, en la siguiente instancia le tocó enfrentar al dueño de casa y fue derrota con polémica por 1 a 0 ante una Inglaterra que luego se consagraría campeona por primera y única vez en su historia.

En Alemania Federal tampoco hubo una buena producción futbolística y eso se sintió desde el comienzo.

En el debut del Grupo 4 cayó 3-2 ante Polonia -luego se convertiría en el equipo revelación- (Ramón Heredia y Carlos Babington los goles), luego fue empate 1 a 1 con Italia (René Housemann) y en el cierre fue triunfo 4-1 ante Haití (dos de Héctor Yazalde, Housemann y Rubén Ayala) y clasificación posterior gracias a la victoria de Polonia sobre Italia.

Sin embargo, en la segunda fase fue al Grupo A y quedó última: 0-4 ante la poderosa Holanda de Johan Cruyff, 1-2 ante Brasil (Miguel Brindisi) y 1 a 1 con Alemania Occidental (Housemann).

En España 1982 la experiencia fue similar, porque fue derrota en el debut del Grupo 3, tras consagrarse campeones del mundo cuagtro años antes en Argentina. Fue 0-1 ante Bélgica, 4-1 con Hungría (Daniel Bertoni, 2 de Diego Maradona y Osvaldo Ardiles) y 2-0 a El Salvador (Daniel Passarella de penal y Bertoni).

El elenco nacional quedó segundo detrás de Bélgica y fue al Grupo C, donde cayó 2-1 ante Italia -país que sería campeón- (Passarella) y 3-1 con Brasil (Ramón Díaz), el día que la Seleción fue eliminada y Maradona se fue expulsado en su primer mundial tras un planchazo a Batista.

Ni antes ni después de Italia 1990

En Francia 1998, integró el Grupo H y lo pasó con puntaje ideal tras vencer 1-0 a Japón (Gabriel Batistuta), 5-0 a Jamaica (2 de Ariel Ortega y 3 de Batistuta, el último de penal) y 1-0 a Croacia (Mauricio Pineda).

En octavos de final fue victoria en los penales 4-3 tras igualar 2 a 2 con Inglaterra (Batistuta de penal y Javier Zanetti).

El arquero Carlos Roa se lució con dos penales atajados a Paul Ince y David Batty justo después que a Hernán Crespo se lo había desviado David Seaman.

Sin embargo, en cuartos de final fue eliminado ante Holanda al caer 2-1 (Claudio López), luego del famoso cabezazo de Ariel Ortega al arquero Edwin Van der Sar que derivó en la expulsión del "Burrito" cuando la Selección estaba 1-1 y con grandes chances de ganar.

En Alemania 2006, la Argentina terminó primera del Grupo C por diferencia de gol, justo en el mundial de debut para Lionel Messi.

El equipo que dirigía José Pekerman venció a Costa de Marfil 2 a 1 (Crespo y Javier Saviola), luego a Serbia y Montenegro 6-0 (2 de Maximiliano Rodríguez, Esteban Cambiasso, Crespo, Carlos Tevez y Messi) y cerró la zona con un 0-0 ante Holanda.

En octavos de final superó a México por 2 a 1 a México en el alargue, luego de arrancar en desventaja, con tantos de Crespo y la terrible volea de Maxi Rodríguez.

En cuartos de final llegó el verdugo argentino de los mundiales, Alemania, que tras igualar 1 a 1 (Roberto Ayala) el partido se impuso en los penales por 4 a 2 aprovechando que había salido lesionado el arquero Roberto Abbondanzieri, catalogado como uno de los mejores atajadores en remates desde los doce pasos.

En los dueños de casa no erró ninguno ante Leonardo Franco, reemplazante del "Pato", y por el lado del conjunto nacional Ayala y Cambiasso no lograron vencer la resistencia de Jens Lehmann.

Fuente: NA

Tags: Rusia 2018

Comentarios

Más noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias