En 40 líneas
www.en40lineas.com.ar
jueves 26 de abril de 2018 - Edición Nº2160
Política

Casi 300 comercializadores de carnes fueron intimados por la ARBA

11 abr - Son frigoríficos, matarifes y mayoristas bonaerenses a los que la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires les cursó intimaciones para que cumplan con su obligación de inscribirse como agentes de percepción del Impuesto sobre los Ingresos Brutos.

La Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA) informó que en el territorio bonaerense un total de 285 frigoíficos fueron advertidos por vía judicial por no inscribirse para actuar coo¿mo agentes de retención.

El director de la Agencia de Recaudación, Gastón Fossati, afirmó que “las empresas que incumplan esta responsabilidad serán inscriptas de oficio y deberán enfrentar multas de hasta $60.000 por la infracción”, y subrayó que esta medida “es para regularizar el conjunto de la cadena cárnica que registraba un alto índice de evasión” y de esta forma contribuir a mejorar el cumplimiento tributario del comercio minorista de carne.

A partir de los cambios fiscales introducidos en la cadena, cada vez que frigoríficos, matarifes y otros intermediarios efectúan ventas a mayoristas y minoristas tienen la obligación de realizar percepciones en nombre del fisco provincial, que sirven como pago a cuenta de Ingresos Brutos.

“Trabajamos en equipo con la AFIP y el Ministerio de Agroindustria de la Nación y logramos avances concretos para darle transparencia y equidad al funcionamiento de todo el sector, mediante mecanismos de control que le otorgan trazabilidad a las operaciones de cada eslabón de la cadena de la carne, lo cual comprende a productores, consignatarios, industria, comercios mayoristas y minoristas” afirmó Fossati.

Respecto del régimen de percepción en Ingresos Brutos, además de los frigoríficos y matarifes, la obligación de actuar como agentes alcanza a comisionistas, abastecedores, consignatarios y demás intermediarios que comercializan carne en el mercado interno, más allá de que vendan a mayoristas o minoristas.

La alícuota que estas empresas deben percibir al comprador es del 1,75% sobre el valor de venta, siempre y cuando el contribuyente que adquiere la carne se encuentre inscripto en Ingresos Brutos.

En caso de que no lo esté, ese proporcional sube al 8%, en tanto que quienes aparecen registrados con alícuota cero en el padrón de contribuyentes que elabora mensualmente ARBA no son sujetos pasibles de percepción.

En la venta minorista, todos los comercios deben estar inscriptos como contribuyentes y abonar el Impuesto sobre los Ingresos Brutos con una alícuota de 2,5%, computándose a favor de las carnicerías las percepciones que hubiesen tenido en sus compras.

Comentarios

Más noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias