En 40 líneas
www.en40lineas.com.ar
lunes 15 de octubre de 2018 - Edición Nº2332
Información General

Vidal convocó a los maestros para el miércoles al mediodía

26 feb - Las expectativas de los gremios están centradas en la modificación de una oferta que en los primeros dos encuentros fue la misma, aunque maquillada diferente. Menos cuotas y cláusula gatillo, pueden ser la forma del gobierno para seducir a los educadores y que las clases comiencen el próximo 5 de marzo

El gobierno de la provincia de Buenos Aires convocó a los gremios docentes a una nueva reunión paritaria salarial para el próximo miércoles, en horas del mediodía en el ministerio de Economía, en la capital provincial.

A pesar de que el ministro de trabajo, Marcelo Villegas, insistió en aclarar tras el segundo encuentro que desde noviembre a la fecha había habido unos 8 encuentros paritarios (aunque no dijo que 6 fueron técnicos y no se discutió en ellos cuestiones referidas a los sueldos que deberían cobrar los docentes) esta será la tercera reunión paritaria “salarial” y la novena vez que se ven las caras.

En las primeras dos, el gobierno provincial propuso un 15% de aumento pagadero en tres cuotas cuatrimestrales de 5% cada una y un reconocimiento por presentismo, que pasó de los $4500 de 2017 a los $6.000 para 2018, con cifras que degradan su valor hasta los $3000 con los docentes que tuvieran a lo largo del año hasta 8 faltas a su puesto de trabajo.

También se anunció por fuera de la mesa paritaria, que el próximo viernes 2 de marzo se depositarán los $4.500 a los docentes que hayan tenido asistencia perfecta durante 2017, iniciativa que los gremios calificaron como antigremial, porque afecta la posibilidad de adherir a las medidas de fuerza y aseguraron que es a costa de la salud de sus afiliados, porque no contempla como los de docentes con enfermedades crónicas o que tengan que quedarse en sus casas para cuidar de sus hijos enfermos.

Los motivos que justificarían las faltas de los educadores para exceder esas 8 y aun así cobrar ese plus salarial (que no figura dentro del recibo de sueldo) son maternidad y adopción, donación de órganos, mayor jerarquía, vacaciones, profilaxis, accidentes de trabajo, citación de autoridad competente, duelo familiar, estudio o perfeccionamiento docente y casos de violencia contra la mujer. No está entre las causas que acreditarían valor a una ausencia la licencia psiquiátrica, por ejemplo.

La propuesta que el gobierno hizo en su última reunión con los gremios indicaba que quienes falten hasta 4 días anuales por motivos no previstos en esas excepciones, percibirán el 75% del monto total, es decir $4500. Mientras que los que tengan hasta 8 inasistencias injustificadas recibirán solo la mitad.

Otro de los puntos que genera polémica entre las bases docentes es el tema de la cuotificación del aumento. Si tenemos en cuenta que desde la cartera de Hernán Lacunza lo que ofrecen es un 15% escalonado, la cifra a final de 2018 no reflejará ese porcentaje en el incremento sobre el salario docente, sino algo apenas por encima de la mitad.

Si los educadores reciben desde enero a abril un aumento del 5%, desde mayo hasta agosto un 10, 25% y desde setiembre a diciembre un 15,76%, lo que obtendrán en el promedio anual será una cifra cercana al 8,1%, algo muy por debajo de sus pretensiones.

Si el gobierno decidiera, como herramienta de seducción para los maestros, bajar las cuotas de 3 a 2, los docentes también perderían en el aumento real de sus salarios varios puntos, ya que promediando a final de año ese incremento marcaría un 11,25% real.

De momento desde calle 6 no adelantaron cual será la estrategia de seducción para los maestros el miércoles próximo, pero si el 15% es el techo de las posibilidades del gobierno vidalista, las chances pasarán o bien por bajar el número de cuotas, o por incorporar la cláusula gatillo, herramienta que abrió el camino al acuerdo en 2017 y que hasta ahora no apareció sobre la mesa de negociación durante este año, porque según las palabras del titular de la economía bonaerense, no aparece hasta ahora como un instrumento necesario para que los salarios docentes no pierdan en la carrera contra la inflación.

Comentarios

Más noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias