En 40 líneas
www.en40lineas.com.ar
lunes 11 de diciembre de 2017 - Edición Nº2024
Región capital

Evalúan la salud de la elefanta Pelusa para trasladarla a Brasil

6 dic - Para ello por estos días llegó a la capital provincial Rinku Gohain, un especialista de la India, que será el encargado de decidir sobre la suerte del paquidermo que ya cumplió medio siglo de vida y que podría culminarla en un estado de semilibertad en un santuario brasileño.

Rinku Gohain, director general, fundador y principal veterinario de la Fundación Airavat para la Conservación de la Vida Silvestre, que se especializó como veterinario de elefantes en la Universidad Agrícola de Assam (India) se encuentra en la ciudad de La Plata para evaluar si la infección en las patas traseras de la elefanta Pelusa y su estado general de salud pueden hacer posible el traslado del animal al santuario de elefantes Chapada de Guimaraes del Mato Grosso.

El paquidermo de tres toneladas y media de peso arrastra desde hace años una infección en sus patas traseras, denominada pododermatitis, que afecta especialmente su extremidad derecha. La afección se debe a las paupérrimas condiciones en las que se encontraba su hábitat en las últimas décadas, por lo que su traslado, si es que lo existe y logra acostumbrarse a un nuevo hogar, podrían significar una mejora significativa en lo que le resta de vida.

El especialista asiático sostuvo que “es una elefanta que tiene interés en estar bien y da señales de las cualidades de un animal que está bien; tiene buen ánimo, sólo que a veces no puede expresar el estado en el que se encuentra. Esperamos que se traslade pronto a Brasil”.

Sobre ese punto no aseguro que la estrella del zoo platense pueda sobrellevar el traslado por lo que indicó que “no podemos predecir si va a sobrevivir al viaje, ni si se va a adaptar al nuevo ambiente, todo es parte de un proceso”.

Por su parte Kat Blais, directora del Santuario de Brasil al que se pretende trasladar a Pelusa, prefirió no hacer un pronóstico de la vida del paquidermo en el país del norte, ya que “muchos -elefantes- vivieron 40 ó 50 años en cautiverio y en el santuario pudieron progresar y otros más jóvenes tuvieron problemas de adaptación; no es una cuestión de edad sino de tratar de que se ponga bien”.

Además remarcó que el objeto del lugar no es la colección de esos ejemplares, sino ofrecerles una mejor opción de vida: “no consideraríamos trasladarlos si no creyéramos en que van a estar mejor, cuando uno los ve con el resto de los elefantes, sabe que están en un espacio controlado y feliz”.

Finalmente, fue el intendente Julio Garro quien informó que de concretarse el viaje “tal vez en su hábitat actual se coloquen pantallas para que los chicos que visitan este espacio puedan saber cómo está en libertad y no en este lugar de encierro; será importante transmitir la dignidad de su vida en libertad”.

Comentarios

Más noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias