En 40 líneas
www.en40lineas.com.ar
lunes 11 de diciembre de 2017 - Edición Nº2024
Región capital

Preocupa la presencia temprana del mosquito transmisor del dengue

23 nov - Debido al invierno “más benigno de la historia” las larvas eclosionaron antes y la posibilidad de la transmisión de Dengue, Chikungunya y ZIKA también se adelantó. La clave es evitar que haya recipientes con agua estancada, para evitar la reproducción del Aedes Aegypti.

Investigadores científicos expresaron su preocupación por el adelantamiento de las condiciones ideales para la reproducción del Aedes Aegypti, mosquito vector transmisor del virus del dengue, que durante este año se produjeron al menos un mes antes de lo usual.

Así lo afirmó Juan José García, investigador del Conicet y la Comisión de Investigaciones Científicas de la Provincia de Buenos Aires, a “el último vagón” (por FM 102,9) quien indicó que el ciclo vital de los mosquitos transmisores del virus, que solía ser de diciembre a marzo, se adelantó por las cálidas temperaturas que hubo durante el invierno.

El biólogo del Centro de Estudios Parasitológicos y Vectores (Cepave) aseguró que "tenemos una gran cantidad de mosquitos Aedes Aegypti volando, y vamos a tener una cantidad mayor en diciembre. Esta situación nos pone en alerta sanitaria”, y explicó que la presencia de la especie transmisora del virus del dengue se adelantó por las lluvias y las altas temperaturas que hicieron del invierno pasado “el más cálido de la historia”, circunstancia que propició el ambiente ideal para que nacieran las larvas.

La aparición de los huevos del mosquito vector suele comenzar en octubre y va in crescendo hacia el mes de diciembre, siendo enero el momento en el que se da el mayor número de nacimientos de las larvas. Por el contrario, durante las estaciones frías, en la Provincia de Buenos Aires los huevos permanecen pegados a las paredes de recipientes, sin poder eclosionar porque el frío no se los permite.

Pero durante 2017 se registraron récords de temperaturas máximas en toda la Argentina, llegando a alcanzar, por ejemplo en La Plata, “un promedio de 17,1 ºC y mínimas de 8,3 ºC”, lo que favoreció el nacimiento tempranero de los Aedes.

Por este motivo, García remarca que el mosquito nunca se fue “y este diciembre experimentaremos la posibilidad de caer en un riesgo sanitario en medio de la Navidad”. El científico sostiene que la circunstancia se agravará en las fiestas, cuando las personas realicen viajes a los países limítrofes que tienen casos de dengue autóctonos para visitar a sus familiares o por placer, por lo que llegarán infectados a nuestra provincia, dejando latente la posibilidad de transmitir la enfermedad con los mosquitos que hoy ya están afuera.

“Así comienza a darse la epidemia: una persona infectada en el exterior es picada por un mosquito sano en nuestro país, y este se infecta inmediatamente. El vector, que ya tiene el virus del dengue, desata la cadena de casos autóctonos” remarcó García.

El investigador insiste en que la mejor prevención es la de quitar recipientes que puedan albergar aguas estancadas, donde la hembra del mosquito pueda depositar 400 huevos y asegura que ni la fumigación ni mantener los pastos cortos ayudan demasiado a combatirlo.

Sobre este punto, incluso asegura que fumigarlos puede matarlos en el momento, paro a la larga prepara los huevos de las nuevas generaciones para que sean resistentes a los repelentes con los que se los combate, por lo que a largo plazo es una lucha perdida.

Comentarios

Más noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias