En 40 líneas
www.en40lineas.com.ar
lunes 20 de noviembre de 2017 - Edición Nº2003
Policiales

Vecinos y familiares de Abril Bogado reclamaron Justicia

14 nov - Alrededor de mil personas volvieron a reclamar justicia por la niña de 12 años asesinada en Ringuelet. Además, pidieron medidas de prevención para combatir la inseguridad.

El punto de encuentro fue Plaza Moreno, de frente a la Municipalidad, de espaldas a la Catedral. Familiares, vecinos, amigos, docentes del Normal y compañeros de Abril Bogado se unieron detrás de un mismo reclamo: justicia

En una movilización muy emotiva, similar a la del lunes antes en 7 y 511, se juntaron alrededor de mil personas. Entre la muchedumbre se destacó la hilera conformada por niños y niñas de 12 años, compañeros del Colegio de Abril.

El único orador fue Jorge Doménico Di Lorenzo, director del Normal 1, quien leyó en voz alta la carta que Laura, la madre de Abril, le dedicó en las redes a la niña. “La dulzura y la sonrisa de Abril no nos van a permitir bajar los brazos. Le han robado el sueño a ella y se nos llevaron todo, pero quedó el legado de pedir justicia, de esta manera, en paz”, afirmó el docente.

La manifestación de este lunes ocurrió una semana después de la desarrollada de manera espontanea en 7 y 511, un día después del crimen. Los cientos de personas que se agruparon cuando caía la tarde mantuvieron un aplauso ininterrumpido durante toda la movilización. “Justicia real” y “debía estar preso” fueron algunas de las consignas que se leyeron escritas entre la multitud. Ademnás, la multitud apuntó contra el juez Villafañe

“No tenemos patrulleros ni seguridad, y nos dicen que no tienen móviles. La realidad es que hace mucho que no pasan, como era antes. Ahora esperamos que haya más seguridad después de la marcha. Pareciera que Ringuelet es un pueblo olvidado”, señaló uno de los vecinos que acompañó el reclamo de justicia

Desde el momento en que la niña fue asesinada, el barrio está repleto de policías en motos y caminando. Un refuerzo de la seguridad que se mantiene y que salió como respuesta al reclamo vecinal, y que nunca había sido visto en ese barrio, usualmente asediado por la delincuencia armada.

LOS HECHOS. Abril, de 12 años, fue asesinada por dos delincuentes en Ringuelet, el domingo 5 a la madrugada, en la puerta de su casa de la calle 510 entre 11 y 12, cuando llegaba de una fiesta junto a la familia.

Con ella iban el papá, la mamá, el abuelo y una hermanita. Todos estaban adentro de un auto, del que no tuvieron tiempo a bajarse, por la súbita aparición de los ladrones. Según relataron, tras no poder abrir las puertas del auto, uno de los delincuentes disparó su revólver calibre 38 sobre el vidrio trasero de la derecha y, en una décima de segundo, impactó en la cabeza de la adolescente.

Los presuntamente responsables fueron detenidos a los pocos días. Primero, Jose “Pepito” Echegaray, al que lo detuvieron en un operativo en 5 y 505. Después, un adolescente de 17 años acusado de ser el cómplice. Los dos se negaron a declarar y permanecerán presos.

Comentarios

Más noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias