En 40 líneas
www.en40lineas.com.ar
lunes 20 de noviembre de 2017 - Edición Nº2003
Información General

Armados de aguja e hilo, protestan contra los femicidios

27 oct - Convocados por el marplatense Gustavo Larsen, 11 hombres bordaron los nombres de 22 víctimas fallecidas en febrero de 2008.

El artista plástico marplatense Gustavo Larsen, realizó en la ciudad de La Plata una singular convocatoria a varones interesados en bordar los nombres de las víctimas de femicidios, para la confección de “Quipus” que luego serán utilizados en marchas o actos en contra de la violencia de género.

Larsen, que nació y se crió en La Feliz, vive desde los 19 años en la ciudad de las diagonales y desde aquí convocó a artistas de todo el país para realizar una jornada de conciencia y reflexión sobre el femicidio, invitando a hombres a realizar una labor identificada con la mujer en la sede que el Museo de Arte Contemporáneo Latinoamericano tiene en la capital provincial.

A la “Performance en #LaPlata contra los femicidios” concurrieron 11 personas, que fueron los encargados de bordar sobre paños blancos los nombres de 22 víctimas, para luego transformarlos en “quipus” y utilizarlos en actos y marchas.

Sobre la particular convocatoria, el marplatense indicó que “estamos junto a un grupo de varones haciendo un trabajo en homenaje a aquellas mujeres que han muerto violentamente a causa de femicidio. La idea es ver qué podemos hacer nosotros desde nuestro lugar y desde nuestra intención de colaborar para modificar la sociedad de alguna manera y que se hable de estas cuestiones, se conozcan un poco más y no queden solo a la vista los grandes casos”.

Larsen contó que motivó esta jornada de reflexión de aguja e hilo al señalar que “tomamos como base un estudio que hay de un Observatorio sobre Femicidio, que editó un libro donde cuenta los casos de 2008 en adelante, exponiéndolos todos. Primero hicimos un quipu con los 19 femicidios del mes de enero (de 2008) y ahora estamos haciendo el del mes de febrero que son 22. No hacemos diferenciación, todas las mujeres muertas en femicidios son iguales y necesitamos recordarlas de la misma manera”.

El artista plástico explicó el porqué de esta particular forma de protestar contra la violencia de género al puntualizar que “estamos bordando, que es raro para un hombre, pero es una acción simbólica donde nos colocamos en el lugar que la mujer tiene asignado y tomamos esto para quebrar un poco la idea de género y a partir de eso incitar a la reflexión”.

Larsen remarcó que “fue una convocatoria abierta para quien quisiera sumarse. La intención es anexarse a una idea, un lugar ideológico desde donde pelear y a partir de esto vamos recibiendo gente que se va anotando”

Finalmente informó sobre el destino de los bordados realizados por estos 11 hombres al decir que “una vez que estén hechos los bordados, armamos una estructura como la de los quipus incaicos y armamos un objeto que luego llevamos a las marchas o a los actos en defensa de los derechos de género”.

Comentarios

Más noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias