En 40 líneas
www.en40lineas.com.ar
martes 19 de septiembre de 2017 - Edición Nº1941
Información General

Preocupante situación de los trabajadores del CUCAIBA

6 sep - En mayo recibieron su última paga mensual y desde entonces la provincia acumula una deuda de tres meses con quienes son los encargados de coordinar y realizar las extracciones de los órganos que desde los donantes deben llegar a los distintos receptores en el territorio bonaerense

Al menos 15 trabajadores del Centro Único Coordinador de Ablación e Implante de la Provincia de Buenos Aires (CUCAIBA) percibieron por última vez sus salarios en el mes de mayo y llevan tres meses sin cobrar sus sueldos.

Muchos de los que realizan el reclamo se encuentran precarizados y otros enrolados bajo la ley 10430. Los precarizados que no perciben sus haberes son proveedores del estado, ya que están obligados a ser monotributistas y facturarle al estado provincial por sus servicios, por lo que su situación es aún más preocupantes que la de los nombrados, ya que a su cargo tienen los gastos que les acarrea pagarle a un contador para tener al día su situación contable y pagarle al estado los impuestos por factura servicios por los que aún no han cobrado.

Al día de hoy, los trabajadores precarizados del Servicio Provincial de Procuración de CUCAIBA (SPP), dependientes Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires, están ante la incertidumbre de no saber cómo afrontar los gastos de su vida cotidiana al no recibir remuneración alguna por parte de su empleador.

El SPP tiene su base operativa en el Hospital Naval de Ensenada, con una guardia operativa activa las 24 horas los 365 días del año, además de un equipo interdisciplinario conformado por neurólogo, técnico en electroencefalografía, medico intensivista, enfermera, psicólogo y chofer, que son quienes se hacen presentes en los centros de salud públicos y privados de la provincia de Buenos Aires, donde se llevan a cabo los procesos de donación.

Según un comunicado dado a conocer por los afectados “Por razones institucionales o políticas, hemos sufrido en estos últimos meses dos cambios de autoridades, la primera fue por una denuncia por presunta malversación de fondos a principios de mes de julio, y la segunda renuncia, de la cual los trabajadores desconocemos el motivo, fue el día 22 de agosto. En ambos casos los trabajadores nos hemos visto perjudicados, ya que por temas burocráticos como autorizaciones y registros de firmas o por falta de dinero, según nos informan NO HEMOS PERCIBIDO NUESTROS HABERES CORRESPONDIENTES A LOS MESES DE JUNIO, JULIO Y AGOSTO. Como así también el pago de viáticos y remplazos de guardias del personal de la ley 10430, correspondiente a los meses antes mencionados”.

Los afectados por esta situación –precarizados y nombrados- esperan que las autoridades correspondientes articulen los medios para que se regularicen los pagos y pode así ponerle fin a más de 90 días sin recibir el pago por la labor que realizan día a día.

Comentarios

Más noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias