En 40 líneas
www.en40lineas.com.ar
sábado 24 de junio de 2017 - Edición Nº1854
El rincón de Nana

A la luz de la luna

5 abr - El 2 de abril comenzó la onda encantada de la Luna. Trece días para sincronizar el corazón con los objetivos del camino.

El tiempo transcurre aceleradamente, quizá sea este el motivo por el que estamos tan desconectados de nuestras emociones, por lo tanto, perdemos la capacidad de apreciación. Esta vibración nos da la oportunidad de vivir intensamente y así fluir realmente con lo que somos. Mi frase favorita, tal vez condense la tónica de este tiempo “El universo está contenido en un instante, y el paraíso en el lugar menos pensado”, es decir, debemos dar paso a la emoción para vivir en plenitud.
No somos sólo razón y cuerpo: la emoción nos atraviesa ¿acaso cuando bloqueamos o reprimimos nuestras emociones el cuerpo acusa recibo? Muchas enfermedades se originan de esta manera, es más, es el lenguaje del cuerpo para hablarnos de ellas; Louise Hay, una destacada especialista, escribió libros al respecto.
La onda encantada de la Luna nos ayuda a superar traumas emocionales dándoles una mirada más profunda y desapegada: el dolor es inevitable, el sufrimiento, opcional. El sufrimiento parte de aferrarnos a ese dolor ¿por qué no dejarlo ir? Dejemos de tomar energía de los demás, de ser vampiros energéticos, exhibiendo la actitud “pobre de mí”. Necesitamos aceptarlo, trabajar la aceptación de los vaivenes de nuestra vida para poder pasar página.
Es tiempo de transmutar el pasado y concentrarnos en todas las bendiciones de nuestro presente. Mejor aún, repensar el pasado y ver que aquello que tanto nos hizo daño fue, a la luz de la distancia, una bendición disfrazada ¿realmente queremos volver exactamente a aquello que fue?
No es casual que en este tiempo los sentimientos estén exaltados: los momentos importantes despiertan sentimientos encontrados y cada uno desde su lugar puede transformar esa lucha en fortaleza. Las emociones se producen al sentir con pasión, la magia se produce cuando éstas esculpen lo que somos para aprender de esos momentos únicos. El calor del momento da paso a profundas emociones que terminan siendo parte de lo que atesoramos, el amor, por ejemplo. Aprendemos a amar y reconocer lo importante gracias a estas experiencias.
Se sabe que la Luna llena altera nuestras aguas interiores, activa las percepciones psíquicas, es muy sutil y saca las emociones ocultas. Además de ello, nos recuerda que vivimos en un continuo ciclo: por eso es tan importante dejar en el pasado las emociones que nos socavan.
Es una vibración para equilibrarnos y librarnos de todos obstáculos en el camino: para pedir que se nos libre de cualquier cosa negativa. La energía de la Luna se concentra en la playa, y las rocas grandes. Los más efectivos son los rituales que impliquen fuego: ofrendas de velas o sahumerios caseros.
Estaremos muy sensibilizados hasta el 15 de abril, todo nos va a afectar profundamente de uno u otro modo: prestemos atención. Sentimos a través del Plexo Solar, ubicado a la altura del estómago. De nuestro interior brota lo mejor y lo peor que tenemos. Diremos cosas que en circunstancias normales, jamás diríamos. Pero también aflora la ternura, el amor se manifiesta desde nuestro corazón e inunda el mundo.
Conectemos profundamente con nuestra interioridad y reflejemos la belleza única que cada uno posee. Que tengan un maravilloso tiempo de auto-descubrimiento.

Nana

Comentarios

Más noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias