En 40 líneas
www.en40lineas.com.ar
domingo 23 de septiembre de 2018 - Edición Nº2310
Información General

Los gremios dijeron presente, pero sigue sin haber avances en la negociación

20 mar 2017 - Al no estar vinculada la negociación a la conciliación obligatoria, el Frente de Unidad Docente garantizó su presencia. De todas formas, eso no bastó para desempantanar un acuerdo que no llega y que ya lleva 10 días de medidas de fuerza en la provincia.

Tras varias idas y vueltas, finalmente los gremios mayoritarios de la representación docente volvieron a sentarse frente a los ministros de la administración vidalista, para buscar una solución al conflicto que ya lleva 10 días con aulas vacías en las escuelas provinciales.

Si bien la presencia del Frente de Unidad Docente puede considerarse un avance, la negociación sigue en el mismo lugar en el que estaba antes de la reunión y las medidas de fuerza que ya estaban definidas por los gremios se llevarán adelante tal y como si la reunión a la mesa técnica salarial convocada por el gobierno provincial no hubiese sido realizada

En ese sentido, los gremios docentes con representación nacional -Ctera, CEA, UDA, Sadop y Amet- confirmaron el paro de 48 horas desde mañana y convocaron a la Marcha Federal Educativa para reclamar al Gobierno de Mauricio Macri por una paritaria nacional que destrabe el conflicto del sector en la Provincia de Buenos Aires.

Desde SUTEBA, Roberto Baradel insiste en que la pelota està en el campo del gobierno nacional al remarcar que “por más que discutamos con la Provincia, no se va a terminar de configurar una propuesta que pueda satisfacer si no hay asistencia nacional, pero además la otra clave es poder discutir la pérdida del poder adquisitivo del año pasado".

Los docentes reclaman una pérdida de 10 puntos respecto a la inflación de 2016 y una apertura de la paritaria nacional. Sobre el primer punto, Vidal reconoció apenas un 2%, y la diferencia sigue siendo amplia entre lo reclamado y lo ofrecido. En relación a la paritaria nacional, que históricamente sentó las bases de los reclamos provinciales, el gobierno de Macri decidió obviarlas y dejar que cada provincia negocie su propio incremento, ya que según se argumenta desde Balcarce 50, el gobierno no tiene escuelas a su cargo.

Ante un panorama poco propicio para los avances y previendo que la negociación pueda empantanarse aún más, la gobernadora María Eugenia Vidal prepara una avanzada que hasta ahora nunca había sido usada en una paritaria, deslegitimar el derecho a huelga desde la Procuración, invocando el derecho a la educación y a la alimentación de los alumnos bonaerenses.

Según informa Claudio Mardones, del portal web Letra P, Vidal podría utilizar el organismo en el que recientemente asumió Julio Conte Grand, para judicializar desde un ángulo distinto la discusión paritaria y ‘obligar’ a los gremios a seguir las negociaciones, pero con maestros y alumnos en las aulas.

El periodista indica que pudo acceder a un borrador de un amparo judicial que podría ser impulsado por el Consejo de Asesores del Ministerio Público desde el que se argumenta que La mención del paro, los sindicatos y el Estado provincial es el prólogo para recordar que "los menores colectivamente representados, resultan ajenos a la posibilidad de satisfacción de los reclamos pretendidos. En efecto, ellos no se encuentran en condiciones de brindar aumentos salariales, ni de modificar los lineamientos educacionales de la Provincia, ni convocar a paritarias en otros niveles, ni mejorar las estructuras edilicias, como es reclamado en el conflicto aquí analizado. Es decir, que el derecho de ‘huelga’, ni es, ni puede ser ejercido contra ellos. Sin embargo, sus derechos se encuentran severamente vulnerados".

Comentarios

Más noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias