En 40 líneas
www.en40lineas.com.ar
lunes 11 de diciembre de 2017 - Edición Nº2024
El rincón de Nana

El espejo de los días

30 dic 2016 - Última columna de 2016... Cómo te la vas a perder...

El 2017 será un año interesante para quienes deseen elevar su vibración: aprovechemos las corrientes energéticas que se avecinan.

El año que finaliza nos trajo numerosas pruebas, la mayoría de ellas en el plano material a fin de ir preparándonos para afrontar un nuevo ciclo: no será un año fácil pero sí sumamente interesante.

Como bien sabemos, en julio comenzó el año maya de la Tormenta, es decir, la tónica principal hasta la finalización del año el próximo julio es el cambio.

Nuestra civilización occidental terminó imponiendo el calendario gregoriano en el mundo. Aún así, el calendario maya nos permite entrever las corrientes energéticas del año que se inicia ¿cómo es esto? La vibración que rige el primer día del año -1º de enero- se extenderá hasta el 31 de diciembre; será la nota de fondo, la corriente interna del río que surcamos. Teniendo en cuenta lo anterior, podemos apreciar que el año no va a ser fácil pero tenemos una oportunidad única para reinventarnos: el 2017 comienza en Espejo Magnético, es decir, no sólo es la vibración que resuena sino la misma misión ya que es el inicio de la onda encantada. Veamos un poco mejor qué nos trae esta corriente.

Nuestro desafío en el 2017 es el ser transparentes y funcionar de espejos, reflejar y reflejarnos en los demás. Debemos estar alineados para reflejar a los demás, sin herir ni ofender. Para ello es necesario meditar, separando la verdad de la ilusión, las sombras y la inconsciencia. Es tiempo de trabajar en nosotros pues, si no lo hacemos, nuestro año tiende a vibrar muy bajo y atraeremos aquello que más tememos.

Esta es nuestra oportunidad de ver la verdad, de completar la parte que falta. Se nos otorga el don de la percepción. Es tiempo de mirar con detenimiento a nuestro alrededor y preguntarnos el por qué de nuestra situación, qué tan responsables somos en lo que nos acontece y hacernos cargo. Es momento de dejar ir las cosas y asumir el punto de vista del otro: ponernos del otro lado del espejo. El juzgar y aceptar son lados opuestos del mismo espejo. La aceptación de uno mismo tiene el poder de liberar y perdonar todas las cosas que nos mantienen alejados de vernos y ver claramente. Este será un año para crecer y desarrollarnos. Si tenemos una fuerte reacción hacia una cosa o persona, estudiemos nuestros juicios y reacciones a fin de transformarnos.

El 2017 nos da la oportunidad de dar vuelta situaciones que creímos sin solución, de exteriorizar todo aquello que se fue sembrando en el año que termina. El acercamiento a los demás será muy positivo: nuestra intuición se verá incrementada y podremos acudir a ella en momentos críticos. La llave para ser más fuertes es nutrir nuestro ser espiritual aunque nos va a costar mucho encontrar la belleza de las cosas debido a los vaivenes del diario vivir: es un desafío que viene acompañado, justamente, con la misión de espejo que tenemos. Es un año para trabajar nuestro ego, practicar la humildad y la mejor hora para equilibrarnos será la medianoche. Las señales de alarma para no entrar en situaciones incómodas nos la dará el plexo: cualquier alteración en nuestro plexo es una una alarma para retirarse.

El año nos invita a preparar el sendero de nuestra dicha. Las pruebas van a estar dadas en todos los planos, especialmente en el aspecto emocional. Quienes tienen tendencia a ser temperamentales tendrán unos meses especialmente difíciles pero las recompensas son enormes. Este ciclo encarna los últimos tramos que debemos subir para llegar a la cima de la montaña en el sendero de nuestro camino: vale la pena un último esfuerzo. La prueba más importante la tendremos en la segunda mitad del año, a partir de agosto y después de septiembre, quienes hayas perseverado van a comenzar a recoger los frutos: las diferentes facetas de su vida darán un salto cuántico y se encontrarán con todas las cosas que creían perdidas o que ya no esperaban, recompensas que nos colmarán de felicidad.

Les deseo con todo el corazón, que cada uno se encuentre con el valor escondido de su alma y que juntos culminemos un ciclo en el que el amor nos encuentre reunidos.

Un gran abrazo.

Nana

Comentarios

Más noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias