En 40 líneas
www.en40lineas.com.ar
jueves 17 de agosto de 2017 - Edición Nº1908
El rincón de Nana

La Magia de la vida

22 sep 2016 - El lunes 19 de septiembre y durante 13 días el chamán (mago) nos conecta con la magia para activar nuestros dones.

La intuición será nuestra guía ya que la percepción de la magia de lo cotidiano estará a la orden del día si nos atrevemos a soñar.

El chamán activa el tercer ojo, los mensajes espirituales y la capacidad de percibir las sincronicidades que generalmente se nos escapan: las aparentes “casualidades” o coincidencias. En esta vibración la magia nos posibilita ser alquimistas del alma: ser creativos y vivir según la mejor versión de nuestro ser.

Esta energía nos pone en el camino de la percepción intuitiva, el sexto sentido que potencia la visión interna. Aquellos que fluimos con la vida tendremos la paz necesaria para visualizar la trama que somos en el tapiz del Universo.

Es necesario que confiemos en el proceso para activar aquello que nos aguarda y así ascender en la espiral del alma: podemos acceder a la fuerza contenida en nosotros, la fortaleza del Ser y así sentirnos plenos.

Es un gran periodo para elevar la autoestima y, si es necesario, desprenderse de los proyectos mentales cambiándolos por objetivos más acordes con nuestra integridad: unidad de la mente y el corazón a través de la música del alma.

Esta vibración trae una fuerza especial para cambiar cualquier aspecto negativo, para retraerse, meditar y replantearse la vida, formular una nueva estrategia y resolver problemas. Tiempo de magia, por lo tanto, de manejo de fuerzas ocultas.

El animal de poder que nos asiste es el jaguar. Si queremos conectar con todo lo que el chamán tiene para ofrecer, su energía se concentra en selvas, centros ceremoniales (en especial las pirámides escalonadas) y todo aquel templo erigido en aras de la fe.

Existe un pequeño ritual para ayudarnos a activar la magia de la visión interna. Antes de realizarlo debemos estar muy seguros de si realmente queremos ver multidimensionalmente. ¿Y esto qué es lo que significa? Simplemente que a veces estamos ciegos ante algunas cosas que debemos cambiar: cuando nos quitamos la venda de los ojos tal vez, sólo tal vez, no nos guste demasiado lo que vemos.

De todas maneras, sólo veremos aquello para lo que estamos preparados pues como seres humanos pareciera que tenemos una capacidad infinita para el auto-engaño. Siempre es más sencillo señalar a un culpable de sabernos responsables de nuestro presente. Teniendo esto en mente, necesitamos: una vela blanca, un sahumerio copal o palo santo y al menos 15 minutos a solas y en silencio.

Una vez que conseguimos estos elementos, elegimos un momento para poder concentrarnos en la respiración y relajarnos tratando de dejar la mente en blanco una vez encendidos los aromas y la vela. Si nos resulta más sencillo, podemos poner música pero sólo de sonidos de la naturaleza o de flautas.

Esto es necesario hacerlo al menos tres veces durante la onda encantada del Chamán: en su transcurso comenzarán a proliferar las sincronicidades o señales que nos van a dar una pista para alcanzar lo que necesitamos. No debemos olvidar agradecer al Universo cada vez que culminamos la meditación.

No es casual que, además, el 21 comience el equinoccio de la primavera: tiempo de que florezcan nuestros proyectos para que maduren para el ciclo entrante. Tiempo de volar, tiempo de magia.

Todos somos magos pues todos contenemos en el corazón la capacidad de crear. Tenemos que creer en nosotros mismos y confiar en la materialización de nuestros sueños: veremos suceder milagros.

Nana

Comentarios

Más noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias