lunes 06 de abril de 2020 - Edición Nº488

Política | 4 ago 2016

La sangre de Vallejos no llegó al río

La Jefa de gabinete de Garro evitó ser interpelada gracias a un acuerdo entre Cambiemos con el massismo. La oposición que en la gestión anterior utilizó la misma estrategia para evitar que Bruera fuera interpelado, hoy se mostró asombrada por la táctica oficialista.


Por:
Sesión Picante

En una sesión digna de ser transmitida, el Concejo Deliberante platense no aprobó la interpelación de la jefa de gabinete del intendente Julio Garro, Natalia Vallejos, tras los dichos en los que insinuó que debía haber “sobres” para la habilitación del supermercado Día%.

No faltó nada en el culebrón que se pudo observar en el recinto: ediles ofendidos, indignados, encontronazos entre ‘aliados’ y sorpresa por jugar con cartas, que hasta la gestión pasada formaban parte del mazo bruerista. Hasta hubo un ataque de amnesia selectiva de algún edil del Frente para la Victoria.

La interpelación de Vallejos no fue sometida a votación y el acuerdo para ello se logró en Labor, donde el oficialismo sumó la voluntad del massismo para que la cabeza de la funcionaria no rodara por el recinto como una víctima de circo romano. De todas maneras, pudo saberse que la mano derecha del intendente deberá presentarse a la Comisión de Legislación para explicar sus dichos y empezar así a cicatrizar las heridas que en la jornada de hoy se vieron muy abiertas.

La primera en mostrar su juego fue la concejal Marcela Farroni, del unibloque Acuerdo Ciudadano, quien se mostró ofendida e irónica durante el debate, al indicar que “es un tema que habla de sobres, de corrupción y ensucia la institucionalidad del Concejo Deliberante” y recordó que la institución parlamentaria del municipio ya no es "honorable".

Farroni salió en defensa de quienes junto a ella integran la Comisión de Desarrollo la disparar “no puedo permitir que ninguno de los integrantes de la comisión que integro esté manchado por la palabra ‘sobre’. Por eso lo mejor era venir al recinto a aclarar la situación”. Tras el pase del tema a las comisiones –una práctica que en la gestión precedente era sinónimo de archivo y olvido - adelantó que podría buscar una respuesta en la justicia penal si finalmente no se resuelve en el recinto.

Sorprendió la posición de Lorena Riesgo (FPV) quien declaró en la misma línea que la concejal ofendida y afirmó: “lamento que no hayamos podido votar este expediente que tenía como objetivo hacer una interpelación para aclarar los dichos de la jefa de Gabinete, quien desconoce las normativas y el proceso de decisión del intendente Garro”.

La fragilidad en la memoria de la oriunda de General Pinto quedó de manifiesto cuando espetó sobre la funcionaria cuestionada: “Es una irresponsable y no debería formar parte del Gabinete”, a sabiendas que tras las inundaciones del 2 de abril su bloque evitó por todos los medios posibles la interpelación a Pablo Bruera y eligiendo olvidar que fue alguien cercano a su persona, que justamente ocupaba el mismo cargo que Vallejos, quien escribió el polémico tuit que mostraba una foto falsa y que decía que el entonces jefe comunal estaba “desde ayer a la noche recorriendo los centros de evacuados”.

Por la senda legal insinuada por Farroni eligió transitar Florencia Rollié, quien declaró que “la justicia tiene que intervenir y un fiscal tiene que investigar el expediente para dilucidar si algún funcionario cobró un sobre”.

Finalmente, el círculo se cerró y el tema terminó en la misma banca donde se abrió, cuando Farroni insistió “lo que se está poniendo en duda es la honestidad de los concejales, no la de Natalia Vallejos”.

Por último, y en otro ataque de amnesia masiva en el bloque bruerista, se expresaron quejas por "el estado del zoológico municipal", una institución que el intendente saliente y su grupo de trabajo se ocupó de llevar al estado en el que hoy se encuentra y por la que de repente sienten una preocupación que no se condice con sus acciones en ese recinto en los últimos 8 años.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS