En 40 líneas
www.en40lineas.com.ar
lunes 20 de noviembre de 2017 - Edición Nº2003
Deportes

El día después del bochorno

1 feb 2016 - Honores y Ritondo expresaron su preocupación tras la ‘pelea callejera’ que los jugadores de los equipos platenses protagonizaron en el Minella. Un espectáculo decadente que seguramente no quedará impune.

El Ministro de Seguridad, Cristian Ritondo y el Defensor del Pueblo, Marcelo Honores, expresaron su preocupación ante la ‘ola de violencia’ que inundó el estadio mundialista de Mar del Plata, José María Minella, en los minutos finales de lo que fue una bochornosa edición del clásico platense.

El funcionario del Ejecutivo bonaerense expresó su preocupación por los hechos sucedidos en la jornada del domingo y al respecto opinó que “me pareció una barbaridad lo que pasó adentro de la cancha. Voy a aplicar sanciones, lo de ayer no puede quedar impune”.

Ritondo sancionará a los clubes, algo de lo que ya está enterada la gobernadora María Eugenia Vidal y sus superiores en el gobierno nacional: “he hablado con el Secretario General de Presidencia, hablamos con la Gobernadora, María Eugenia Vidal, y no puede suceder lo que pasó. Los profesionales deben dar el ejemplo y no terminar a las trompadas”, detalló.

Una de las consecuencias lógicas del desmadre sucedido en el mundialista, será seguramente la ausencia de los equipos platenses en este tipo de encuentros, según lo expresado por el titular de la cartera de seguridad bonaerense, “voy a pedir la suspensión de Gimnasia y Estudiantes para que no jueguen el Torneo de Verano”.

Por su parte, el secretario general a cargo de la Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires, recalcó que “no debemos naturalizar los hechos de violencia dentro o fuera del campo de juego, recordando que todos y todas tenemos derecho a gozar de una vida sin violencia, en una sociedad pacífica y tolerante”.

Honores mostró su preocupación por la intolerancia promovida por los protagonistas de estos espectáculos al indicar que “las imágenes reproducidas por la transmisión del partido no ayudan en nada a revertir los índices de violencia en nuestra sociedad” y señaló además que “la espectacularización de hechos violentos, con su tácita permisividad, y la actitud desafiante de los protagonistas reproduce y promueve la idea de que el contrincante es un enemigo”.

El episodio de las banderas

Otra de las provocaciones al orden, que quedó minimizada ante el espectáculo ofrecido por los jugadores de Estudiantes y Gimnasia, fue la que motivó que el encuentro se detuviera en dos ocasiones.

Las banderas pinchas exhibidas por hinchas triperos durante el encuentro, podrían traer un perjuicio a la parcialidad del Lobo, ya que la actitud desafiante de unos pocos desubicados podría perjudicar al resto de los hinchas albiazules, debido a que desde la A.Pre.Vi.De se está estudiando la posibilidad de suspender la cancha u obligar al equipo de Gimnasia a jugar a puertas cerradas.

Comentarios

Más noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias